¿Te Atreves con la Chía?

 

La Chía es considerada un “superalimento”, que para el que no sepa que significa esta palabra, los superalimentos se han ido utilizando durante miles de años por los pueblos indígenas para sanar la mente y el cuerpo por sus propiedades altamente nutricionales, son alimentos perfectos para mejorar tu rendimiento, aumentar la vitalidad y sentirte rejuvenecido.

Las semillas de Chía se pueden comer de diversas maneras. Puede ser crudas, empapadas en líquido, en purés, en papillas o en productos horneados. También se pueden espolvorear por encima de los yogures, verduras o platos de arroz.

Un dato curioso de la chía es que, si la dejas un tiempo a remojo con agua, la semilla desarrolla una capa gelatinosa que le ayuda a moverse por nuestro tracto digestivo y la hace fácil de digerir.

Pero vamos al grano y al motivo de este post, 2 recetas para tomar semillas de chía:

  1. Para un buen “desayuno” podemos tomar chía espolvoreada en una base de yogurt con copos de maíz (cereales), arándanos y frambuesas. El yogur nos aporta hidratos de carbono y proteínas, los cereales la fibra necesaria, y los arándanos y las frambuesas propiedades antioxidantes que nos ayudan a prevenir la aparición de enfermedades como el cáncer o el envejecimiento prematuro de la piel. Toda esta mezcla junto con las propiedades de las semillas de chía hace de nuestro desayuno un desayuno completo para enfrentar el día con fuerza.

  1. La última receta que os presentamos es “hamburguesas de calabacín y chía”:

Ingredientes para 6 hamburguesas: 1 calabacín, 2 zanahorias, media cebolla, semillas de lino, de chía y sésamo, un poco de sal y pimienta y, por último, harina de arroz (no hace falta mucha cantidad ya que la vamos a utilizar para rebozar las hamburguesas antes de meterlas al horno).

Preparación: hervimos el calabacín y rallamos la zanahoria. Cuando el calabacín esté listo hacemos un puré con él y la zanahoria rallada. A la mezcla le añadimos la sal, la pimienta, las semillas de lino, chía y sésamo. Para finalizar, le damos forma circular de hamburguesa a la mezcla y rebozamos con harina antes de meterlas al horno durante 35 minutos. El horno lo precalentamos unos 10 minutos antes a 180 grados.

Deja un comentario