¡UTILÍZALOS PARA CURAR QUEMADURAS DEL SOL!

¿Sabías que puedes curar quemaduras del sol con té verde y té negro? En estas fechas del año y más con la llegada de las vacaciones lo único que nos apetece es disfrutar del sol tumbados en una hamaca al lado de una piscina o tirados en una toalla en la arena escuchando las olas del mar. Pero a veces, si no nos protegemos del sol se puede convertir en un enemigo de la piel. Si nos hemos descuidado y se nos ha quemado la piel, un remedio casero y que no hace daño es utilizar té negro y té verde.

Estos tés tienen un alto contenido de vitamina C y, además, contienen ingredientes que alivian el dolor e inhiben la inflamación. Después de una quemadura del sol, la piel dañada necesita mucha hidratación, tanto externa como internamente. Aplicando crema hidratante en el ámbito externo y tomando té para que el cuerpo absorba las propiedades calmantes y que además apoyan al tejido de la piel en el almacenamiento de líquidos y mantienen la piel suave y flexible.

Pero también podemos aplicarlo directamente en la piel. Preparamos una infusión de tres cucharaditas de té verde, aproximadamente 300 ml de agua y dejamos que la infusión esté bien fría. Mojamos un paño de lino y colocamos en la zona quemada. (Este procedimiento se puede repetir dependiendo de la intensidad del dolor, de tres a cinco veces al día). La tela de lino se debe aplicar por 30 minutos. Con el té negro encontramos un efecto igual de agradable y relajante.

Estos remedios son recomendables cuando las quemaduras son leves, en el caso de tener ampollas debería de consultar a un dermatólogo.

Esperamos que os sirvan estas recomendaciones y ¡a disfrutar del sol!🌞

One comment

Deja un comentario