La fitoterapia en el tratamiento de la ansiedad y los trastornos del sueño

La ansiedad es el estado emocional en el que se experimenta una sensación persistente de aprensión, tensión o intranquilidad.

Bajo el nombre de trastornos del sueño se reúnen aquellas situaciones caracterizadas por alteraciones de los patrones normales del sueño. Dentro de los mismo, se diferencias básicamente tres categorías:

  • Disomnias: insomnio o hipersomnia
  • Parasomnias: pesadillas, terrones nocturnos, sonambulismo
  • Alteraciones del sueño causada por enfermedades o trastornos psiquiátricos

El más frecuente y conocido es el insomnio que puede tomar a su vez varias formas:

  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Despertares frecuentes durante la noche
  • Despertar precoz en la madrugada

Las principales consecuencias del insomnio son: disminución de la concentración, fatiga, irritabilidad, somnolencia durante el día e incluso desorientación.

Solamente en España aproximadamente el 10% de la población padecen insomnio crónico y el 25% de la misma tiene problemas para conciliar el sueño de manera eventual.

Llegados a este punto, cabe destacar que la fitoterapia puede ser un arma para el tratamiento de aquellas situaciones de ansiedad o trastornos del sueño que sean leves o moderados. Los fármacos de síntesis (Benzodiacepinas, Zolpidem, Barbitúricos…) poseen una mayor potencia farmacológica que los medicamentos fitoterápicos pero también poseen un mayor nivel de riesgo. Además de los efectos adversos conocidos (sedación, somnolencia continua, ataxia…) producen tolerancia (se necesita aumentar la dosis para obtener el mismo efecto) y dependencia (la no toma de los mismos puede provocar un síndrome de abstinencia).

De este modo, siempre debería ser nuestra primera opción ante una situación de ansiedad o trastorno del sueño moderada.

ValerianaLa parte utilizada es la raíz de Valeriana Officinalis L. (incluye raíces, rizomas y estolones). La raíz de valeriana presenta actividad sedante, ansiolítica y ligeramente hipnótica.

Los organismo oficiales reconocen su indicación para el alivio de las situaciones temporales de tensión nerviosa leve y de la dificultad para conciliar el sueño.

No se han descrito síntomas de dependencia o por retirada de la medicación. Esta contraindicado su uso en niños menores de 3 años y en embarazo y lactancia. Estudios han demostrado que no produce somnolencia, ni afecta a la capacidad de concentración o de conducir maquinaria salvo en las dos horas posteriores a la administración.

El efecto de los preparados de raíz de valeriana podría verse potenciado por el consumo de alcohol. No se han descrito efectos secundarios ni interacciones medicamentosas.

 

PasifloraLa parte utilizada es la sumidad de Passiflora incarnata L. Posee propiedades sedantes y ansiolíticas.

Las indicaciones aceptadas por organismos oficiales son: tensión nerviosa, irritabilidad y dificultad para conciliar el sueño.

No hay limitaciones en cuanto a la duración del tratamiento puesto que no produce tolerancia ni habituación. En muy raras ocasiones se han observados reacciones adversas de hipersensibilidad. No se conocen contraindicaciones ni interacciones.

 

LúpuloLa parte utilizada es el estróbilo de Humulus Lupulus L. Presenta actividad sedante e hipnótica.

Los organismos oficiales aprueban su uso tradicional para aliviar los síntomas de estrés mental y facilitar el sueño.

Frecuente se utilizada combinado y no hay limitación de duración del tratamiento.

 

LavandaSe utiliza tanto la flor como el aceite esencial de Lavandula angustifolia P. Mill.

Los organismos oficiales aprueban el uso tradicional tanto de la flor como del aceite esencial para aliviar los síntomas leves de estrés mental y para facilitar el sueño. Además, está recomendada para el tratamiento de alteraciones del humor (inquietud, agitación e insomnio) y su utilidad en el caso de molestias abdominales.

La flor se emplea en forma de infusión (oral) y el aceite esencial por vía tópica o inhalatoria.

 

MelisaLa parte utilizada es la hoja de Melissa officinalis L.

Los organismos oficiales aprueban su uso tradicional para aliviar los síntomas de estrés mental, para facilitar el sueño, para el tratamiento de trastornos digestivos leves (distensión abdominal y flatulencia) y por vía tópica para el tratamiento del herpes labial.

No se conocen contraindicaciones, interacciones ni efectos adversos.

 

TilaLa parte utilizada es flor de Tilia platypyllos Scop, T cordata Miller, T x vulgaris Hayne o una mezcla de las anteriores.

Los organismos oficiales aprueban su uso tradicional para los síntomas leves de ansiedad y como ayuda para conciliar el sueño.

 

AzaharTambién conocido como flor de naranjo amargo. La parte utilizada son los botones florales de Citrus aurantium L.

En la medicina popular se ha utilizado como sedante en casos de nerviosismo y trastornos del sueño

 

Witania: La parte utilizada es la raíz de Withania somnífera L. Dunal.

Se ha empleado tradicionalmente para tratar estados de ansiedad, hiperexcitabilidad nerviosa y astenia.

 

Amapola de californiaLa parte utilizada son las partes aérea de Eschscholzia california Cham.

Presenta acción sedante, ansiolítica y antiespasmódica. Es una planta muy utilizada en medicina popular como analgésica y sedante con frecuencia asociada a otros activos sedante.

Deja un comentario