Té negro 

Hay 9 productos.

Mostrando 1 - 9 de 9 items
  • Vista rápida
    15,08 € En stock

    Jin Jun Mei (金骏眉). Un té negro procedente de las montañas anexas a Tongmu, un pueblecito de Wuyishande (Fujian). A 1500-1800m de altitud, con unas condiciones magníficas para la cosecha, comparte terreno con plantaciones del mejor Lapsang souchong con quien cierto "toque" ahumado. 

    15,08 €
    En stock
  • Vista rápida
    14,90 € En stock

    Uno de los mejores tés negros que se pueden encontrar en el mercado común de té. Es un té proveniente de la misma región que el té negro de Simao, pero una recolección de 1ª cosecha y selección de los brotes más jóvenes y aterciopelados.

    14,90 €
    En stock
  • Vista rápida
    3,43 € En stock

    Uno de los grandes clásicos. Como su propio nombre indica un ideal acompañamiento para un enérgico desayuno. De hecho empezó a tomarse en Edimburgo como complemento al desayuno en el siglo IXX. Nuestra versión de este té está compuesta de te negro keemun que le aporta este toque "ahumado" y tés negros de Assam y Ceylon.

    3,43 €
    En stock
  • Vista rápida
    2,04 € En stock

    Té negro Keemun de la región de Anhui (China), reconstituyente, estimulante, con multitud de propiedades beneficiosas para la salud y un sabor exquisito.

    2,04 €
    En stock
  • Vista rápida
    4,78 € En stock

    Conocido como "El champagne de los tés" es sin duda uno de los más codiciados. Obtenido exclusivamente de la primera cosecha, tan esperada por los verdaderos amantes de este aromático té.

    4,78 €
    En stock
  • Vista rápida
    3,79 € En stock

    Excelente té negro, enriquecido con trocitos de la mejor selección de chocolates suizos, que provocan en el paladar una explosión de sabor y aromas del mejor chocolate, además de combinar los polifenoles del té negro con los flavonoides del chocolate puro, convirtiéndolo en un saludable coctel antioxidante.

    3,79 €
    En stock
  • Vista rápida
    4,44 € En stock

    El Masala Chai es una de las bebidas más populares en la cocina hindú, muy usada también como medicina. En concreto, es la mezcla más tradicional (de los muchos tipos que podemos encontrar) de especias, que le aportan un carácter especial y estimulante, sin ser demasiado picante ni embriagador. Ideal para tomar con leche caliente.

    4,44 €
    En stock
  • Vista rápida
    6,01 € En stock

    Conjunto vibrante de aromas típicos en la familia Lohia Chamong entre los que distinguimos el de pimienta verde. Esta familia ha recibido numerosos premios en las últimas décadas por sus tés premium. Recolectado a los pies de las laderas del Himalaya, estas hojas nos traen lo mejor de Darjeeling cada primavera.

    6,01 €
    En stock
  • Vista rápida
    3,71 € En stock

    Cuenta una leyenda que recibió el nombre del Conde Charles Grey, 1er ministro británico en 1830 que tras salvar la vida al hijo de un importante "Tea Master" fue gratificado con esta maravillosa mezcla. Es muy popular a la hora del té en Reino Unido y la bebida favorita de personajes de ficción como el comandante Picard de Star Trek, o James Bond.

    3,71 €
    En stock
Mostrando 1 - 9 de 9 items
Té negro

El té negro es el té más consumido en el mundo. A diferencia de otros tés, como el té verde, el té oolong o el té blanco, tiene un ahora más intenso y contiene una mayor cantidad de teína. Su sabor se mantiene durante más tiempo que otros tés. 

Existen distintos tipos y variedades de té negro, dependiendo de la región de donde proceden, lo que hace que estos sean de sabores característicos y distintivos cada uno. Hay distintos tés negros chinos, indios y de Sri Lanka; pero Vietnam, Nepal y la zona del mar Negro también son lugares de procedencia. 

Además, también se clasifican los tés negros por las mezclas con otras plantas, obteniendo así distintas bebidas e infusiones aromáticas y sabrosas. Las más famosas son el Earl Grey (que es té negro con aceite de bergamota); en Estados Unidos se suele unir el té negro con naranja o limón, así como con canela; el conocido English Breakfast (de aroma fuerte e ideal para tomar con leche y azúcar) y el Irish Breakfast (que es una mezcla de varios tipos de tés).

Muchos tés son nombrados según la región de la que proceden: Ceilán o Darjeeling, por ejemplo.

Las hojas de té, tras ser cosechadas, son secadas con aire; se oxidan o fermentan en condiciones determinadas de temperatura y humedad; y después se enrollan. Posteriormente se procesan de distintas maneras. En el caso de tés de alta calidad, de tés gourmet, el procesado en muchas ocasiones se hace manual. 

Para preparar el té hay que echar una cucharadita de este por taza, en agua casi hirviendo, y dejar reposar entre 3 y 4 minutos. Si se sirve con leche, dejar un poco más.

Beneficios del té negro

El té negro tiene muy pocas calorías. Todos los tés de Camellia sinensis son ricos en polifenoles, que son potentes antioxidantes, aunque en el caso del té negro, la cantidad de estos en inferior al resto de tés no fermentados, pues en este proceso de fermentación se oxidan una gran cantidad de polifenoles. 

Entre las propiedades beneficiosas del té negro, hay que destacar que, aunque tiene un mayor nivel de teína que el resto de tés, es muy rico en minerales, como son: calcio, magnesio, hierro, potasio, cinc, cromo, manganeso, fósforo, flúor y aluminio. 

Mejora la circulación, ya que gracias as los flavonoides que contiene, mejora la capacidad de dilatación y contracción de los vasos sanguíneos; por lo que también ayuda a reducir el riesgo de padecer ataques cardíacos. 

Asimismo, ayuda a que no se oxide el colesterol HDL, también conocido como colesterol bueno. 

Y previene la formación de caries.

El té negro es el té más consumido en el mundo. A diferencia de otros tés, como el té verde, el té oolong o el té blanco, tiene un ahora más intenso y contiene una mayor cantidad de teína. Su sabor se mantiene durante más tiempo que otros tés. 

Existen distintos tipos y variedades de té negro, dependiendo de la región de donde proceden, lo que hace que estos sean de sabores característicos y distintivos cada uno. Hay distintos tés negros chinos, indios y de Sri Lanka; pero Vietnam, Nepal y la zona del mar Negro también son lugares de procedencia. 

Además, también se clasifican los tés negros por las mezclas con otras plantas, obteniendo así distintas bebidas e infusiones aromáticas y sabrosas. Las más famosas son el Earl Grey (que es té negro con aceite de bergamota); en Estados Unidos se suele unir el té negro con naranja o limón, así como con canela; el conocido English Breakfast (de aroma fuerte e ideal para tomar con leche y azúcar) y el Irish Breakfast (que es una mezcla de varios tipos de tés).

Muchos tés son nombrados según la región de la que proceden: Ceilán o Darjeeling, por ejemplo.

Las hojas de té, tras ser cosechadas, son secadas con aire; se oxidan o fermentan en condiciones determinadas de temperatura y humedad; y después se enrollan. Posteriormente se procesan de distintas maneras. En el caso de tés de alta calidad, de tés gourmet, el procesado en muchas ocasiones se hace manual. 

Para preparar el té hay que echar una cucharadita de este por taza, en agua casi hirviendo, y dejar reposar entre 3 y 4 minutos. Si se sirve con leche, dejar un poco más.

Beneficios del té negro

El té negro tiene muy pocas calorías. Todos los tés de Camellia sinensis son ricos en polifenoles, que son potentes antioxidantes, aunque en el caso del té negro, la cantidad de estos en inferior al resto de tés no fermentados, pues en este proceso de fermentación se oxidan una gran cantidad de polifenoles. 

Entre las propiedades beneficiosas del té negro, hay que destacar que, aunque tiene un mayor nivel de teína que el resto de tés, es muy rico en minerales, como son: calcio, magnesio, hierro, potasio, cinc, cromo, manganeso, fósforo, flúor y aluminio. 

Mejora la circulación, ya que gracias as los flavonoides que contiene, mejora la capacidad de dilatación y contracción de los vasos sanguíneos; por lo que también ayuda a reducir el riesgo de padecer ataques cardíacos. 

Asimismo, ayuda a que no se oxide el colesterol HDL, también conocido como colesterol bueno. 

Y previene la formación de caries.